Disimula las bolsas en los ojos en 3 pasos | Maybelline.es

APRENDE A DISIMULAR LAS BOLSAS EN LOS OJOS EN 1 PASOS

Es el momento de lucir tu mejor mirada, así que empieza por decir adiós a las ojeras y a bolsas de tus ojos. Conseguirlo es más facil de lo que te crees, así que escóndelas o resalta tus mejores rasgos con el corrector Dream Lumi Touch.

La clave de un maquillaje radiante está en disimular tus imperfecciones e iluminar las zonas de tu rostro más apagadas, por eso, el corrector de ojeras será tu perfecto aliado. ¿Y qué conseguirás aplicando el iluminador? Pues borrar tus imperfecciones con un pequeño toque y dar luz a las zonas de tu rostro para despertar y avivar tu mirada con un efecto súper natural. ¡Disimula tu rostro cansado!

Es importante la forma en la que apliques el corrector, ya que cambiará mucho los resultados. 

Siempre debes seleccionar el tono de corrector que se asemeje más a tu color natural de piel; ya que si usas uno muy claro tendrás un efecto “oso panda” muy antiestético, pero si lo usas demasiado oscuro, dejarás manchas y sombras. Una vez seleccionado tu color ideal, es hora de que descubras cómo aplicar el producto para que el resultado sea impecable. Solo necesitarás 3 pasos, así que ponte manos a la obra y cambia tu mirada. Hazte con el accesorio imprescindible para iluminar tu piel en cualquier momento: 

1. Aplica tu contorno de ojos sobre la piel limpia y desmaquillada para hidratar la fina y delicada piel que tienes en la parte inferior de tus ojos. Nunca arrastres ni extiendas el producto, simplemente aplícalo con pequeños toques con las yemas de tus dedos hasta su completa absorción. 

2. Luego, coge tu corrector y añade un toque de luz a las zonas sombreadas de tu rostro: bajo los ojos, sobre las cejas, en los pómulos y a los lados de la nariz para conseguir un aspecto fresco y lleno de luz. Aplícalo dando golpecitos, nunca arrastrando el producto, y difumina los bordes. 

3. Para finalizar, ¡esconde tus bolsas y ojeras! Aplica con pequeños toques sobre ojeras y manchas para corregir y borrar. 

El resultado: un color natural que cubre imperfecciones y ojeras e ilumina tu mirada. 

Después, solo tendrás que aplicar tu base de maquillaje fluida y terminar con un toque de polvos matificantes Superstay para unificar todo tu rostro y no dejar rastro de brillos. 

Usa tu corrector a diario y camufla las partes de tu piel que se muestran más apagadas. Ya no podrás quejarte de que tu rostro se ve cansado y tu apariencia sea más descuidada. ¡Introduce en tu neceser el producto que siempre te ayudará a cambiar tu mirada!

¡Ups! Parece que no has iniciado sesión. Or crea una cuenta.