CÓMO APLICAR EL CORRECTOR: LA GUÍA DEFINITIVA

¿Que un corrector de ojeras es simplemente un corrector de ojeras? ¡Para nada! Claro, la función principal del corrector es esa, pero ¡tiene truco! Para ser realmente experta en maquillaje tienes que tener este producto súper controlado: saber cómo aplicar el corrector, elegir el perfecto para ti, saber otras funciones que puedes darle para potenciar tu maquillaje al máximo... ¡Te los contamos todos! ¿Lista para borrar todas tus imperfecciones y potenciar tu maquillaje al máximo? ¡Vamos!

CÓMO ELEGIR EL CORRECTOR

Nos habéis preguntado más de alguna vez, por qué tenemos distintos tipos de correctores. Básicamente porque son de diferentes texturas: ¡no todas las ojeras necesitan la misma textura!

  1. Ojeras, manchas, y granitos marcados

    Si las imperfecciones de tu piel son muy marcadas, necesitas un corrector de alta cobertura y que sea de textura consistente.

  2. Ojeras, manchas, y granitos tenues

    En cambio, si has pasado una mala noche, o tienes manchas leves, y/o problemas acnéicos, lo ideal es que uses un corrector con textura ligera.

  3. Ojeras, manchas, y granitos + arrugas

    En caso de tener alguna arruga, lo ideal es que utilices un corrector de textura ligera, que cubra y que al mismo tiempo funcione como un tratamiento antiedad.

¿Qué otros usos puedes darle a tu corrector?

¿Pensabas que el corrector solo servía para tapar las ojeras? ¡Pues estás equivocada! Te contamos los 5 usos más sorprendentes para incorporar el corrector en tu maquillaje diario y sorprenderte con los resultados. Mete el corrector en tu neceser y…¡triunfa con tu make-up! 

1. Pre-base de maquillaje: Si tienes muchos granitos y poros dilatados, utiliza el corrector para tapar las imperfecciones antes de aplicar tu maquillaje habitual. Si aplicas el producto directamente sobre tus manchas, cicatrices, acné, pequeñas arrugas… conseguirás unificar el color de tu rostro y alisar tu piel. 

2. Sombra base de ojos: Antes de aplicar tu sombra de ojos, lo ideal es utilizar una sombra base que unifique el tono de tu párpado. Si no tienes ninguna a mano, utiliza un pincel de sombra de ojos y pon una pequeña cantidad de corrector sobre él. Luego, extiende por todo el párpado móvil y difumina bien el corrector para mostrar un tono nude perfecto. Ahora ya puedes aplicar tu tono de sombra deseado y lucir el color exacto que buscabas, sin alteraciones. 

3. Lagrimal: Uno de los puntos de luz más importantes, está en el lagrimal de nuestros ojos. Por ello, para dar luminosidad a tu mirada y destacar tus ojos, aplica un poco de corrector un tono más blanco que el que has usado sobre la ojera y aplícalo solo en la parte de lagrimal, difuminándolo correctamente para que no sean manchas ni cortes. 

4. Cejas: Es importante dar a tus cejas la forma deseada, ya que son las que definirán tu mirada. Así que, para conseguirlo, además de depilarlas y maquillarlas correctamente, enmárcarlas con ayuda del corrector y dales frescura y jovialidad. Los toques claves serán sobre las cejas y justo en la zona inferior del arco, en tu párpado móvil. 

5. Comisuras de tus labios: ¿Comienzan a salirte pequeñas arruguitas en la comisura de tus labios? ¡Escóndelas con ayuda del corrector! Aplica una pequeña cantidad alrededor de tu boca y difumina con ayuda de las yemas de tus dedos, con suaves toquecitos. ¡Labios jóvenes y luminosos! 

¿Has visto todos los usos que tiene un sencillo corrector? Es nuestra opción preferida para unificar el tono de nuestro rostro y esconder las pequeñas imperfecciones. ¡Llévalo en tu bolso!

Eso sí, si no encuentras tu tono es mejor que utilices uno más claro: ¡nunca uno más oscuro que tu tono de piel!

Lo ideal es ir a una tienda y probarlo en tu antebrazo, pero cuando eso no es posible, ¡también puedes utilizar el probador de maquillaje virtual para dar con el ideal para ti!

LOS 6 USOS DEL CORRECTOR DE MAQUILLAJE

¿Pensabas que el corrector solo servía para tapar las ojeras? ¡Pues no! Cómo aplicar el corrector para crear los mejores resultados de maquillaje tiene sus trucos. Te contamos los usos más sorprendentes para incorporar el corrector en tu maquillaje diario y sorprenderte con los resultados. Mete el corrector en tu neceser y…¡triunfa con tu make-up!

1. PRE-BASE DE MAQUILLAJE

Si tienes muchos granitos y poros dilatados, utiliza el corrector para tapar las imperfecciones antes de aplicar tu maquillaje habitual. Si aplicas el producto directamente sobre tus manchas, cicatrices, acné, pequeñas arrugas… conseguirás unificar el color de tu rostro y alisar tu piel.

2. BASE DE SOMBRA DE OJOS

Antes de aplicar tu sombra de ojos, lo ideal es el corrector para unificar el tono de tu párpado. Además, hará que la pigmentación de tu sombra sea tal y como se ve en la paleta, y ¡te durará más tiempo! ¿Cómo aplicar el corrector para conseguirlo? ¡Fácil! Solo tienes que aplicar un poco en el párpado móvil y difuminarlo con la yema de los dedos.

3. ILUMINADOR DEL LAGRIMAL, ARCO DE CEJAS Y DE CUPIDO

Los puntos de luz más importantes del rostro. Por ello, para dar luminosidad a tu mirada y destacar tus ojos, aplica un poco de corrector un tono más claro que el que has usado sobre la ojera y aplícalo en el lagrimal, el arco de las cejas y el arco de cupido. Difuminándolo correctamente para que no sean manchas ni cortes.

4. CORRECTOR DE MAQUILLAJE

¿Has aplicado el labial y te has salido un poco de la línea? ¿Se te ha ido la mano con el eyeliner? ¡No es necesario desmaquillar y empezar de cero! Utiliza el corrector con ayuda de un pincel para corregir las imperfecciones del maquillaje, y ¡listo! Cómo aplicar el corrector para corregir el maquillaje es así de fácil.

5. ESCULPIR TU ROSTRO

Si adoras el corrector El Borrador tanto como nosotras, entonces querrás utilizarlo también para hacer contouring. Como tiene un aplicador muy sencillo de usar, aplica un tono más oscuro en la parte inferior del pómulo, en la línea del nacimiento del pelo, y, si quieres, también a los costados de la nariz, y un tono más claro en la parte superior de los pómulos, en el centro de la frente, y en el tabique. ¡Después sólo queda difuminar!

6. BASE DE LABIOS

Ahí va la bomba, ¡también puedes usar el corrector en los labios! Como lo oyes, utilizar corrector en los labios va a provocar dos efectos. El primero, que el tono del pintalabios que utilicemos destaque mucho más. Y en segundo lugar, que el labial aguante muchísimo más.

¿Has visto cómo aplicar el corrector no sólo funciona para tapar ojeras, granitos y manchas? Es nuestra opción preferida para unificar el tono de nuestro rostro y esconder las pequeñas imperfecciones. ¡Llévalo en tu bolso!

CÓMO APLICAR EL CORRECTOR PASO A PASO

¡Aplicar el corrector para tapar manchas, granitos y ojeras es súper sencillo! ¿No nos crees? Sigue este paso a paso:

3 TRUCOS IMPRESCINDIBLES AL APLICAR EL CORRECTOR

Hay muchos errores a la hora de aplicar un corrector de ojeras que tienes que tener en cuenta. Y también hay algunos trucos que te ayudarán a conseguir grandes resultados:

1. Antes de aplicar la base y el corrector, es imprescindible hidratar la zona previamente con un sérum o una crema hidratante específica para tu tipo de piel. Así tu maquillaje quedará más que perfecto.

2. Cuando apliques tu base de maquillaje, evita los puntos donde vayas a utilizar el corrector más tarde. Así vas a prevenir que haya una capa de maquillaje más gruesa, y por tanto la piel no quede perfectamente uniforme.

3. Espera a que tu piel absorba el corrector antes de seguir con el maquillaje el resto del maquillaje.

¡No puedes negarlo! Ya sabes todo lo que tienes que saber sobre cómo aplicar el corrector.

¿Lista para crear un súper look de la mano de este producto?

¡Ups! Parece que no has iniciado sesión. Or crea una cuenta.