Un Día de la Madre especial con nuestras chicas Maybelline

No hay dos madres iguales, y porque cada una es única, hoy, queremos dedicar este post a todas y cada una de ellas. A las madres, modelos siempre en acción, sacrificadas por sacar siempre lo mejor de nosotros. Porque realmente no seríamos quienes somos si no fuese por vosotras…¡Feliz Día de la Madre!

Celebramos el Día de la Madre con nuestras #MaybellineMums

Hoy, hemos querido reunir a tres de nuestras #MaybellineMums junto con sus hijas para que nos cuenten sus trucos de belleza y disfrutar de un ratito agradable jugando a maquillarse con sus hijas. ¿Quieres descubrir cómo consiguen sacarse máximo partido en un día a día agotador? ¡Continúa leyendo!

Jessie Kass, nos cuenta que una de sus obsesiones es conseguir una piel perfecta. Para ello, siempre trata de tener una rutina de limpieza tanto de mañana como de noche, desmaquillando con agua micelar y después enjabonando con geles faciales específicos para su piel para poder eliminar toda la suciedad por completo. Para la base de maquillaje lo tiene muy claro, siempre fórmulas ligeras y súper hidratantes. Una de sus claves está en la aplicación. Pone una pequeña cantidad de producto en la parte externa de su mano y con las yemas de la contraria va dosificando la base y esparciéndola muy muy bien hasta que parezca que no lleva nada. Efecto piel de porcelana instantáneo.

Nuestra siguiente súper mamá, My Petit Pleasures, se proclama fan de los sombreados estilo ahumado en los ojos, y de los labiales nudes. ¿Cómo consigue el perfecto smokey? En primer lugar utiliza corrector para conseguir unificar el tono del párpado y para que la sombra aguante mejor. Además, le gusta aplicar sombras en tonos marrones y darles un toque de brillo en el dentro del párpado, ¡la mirada se abre muchísimo! En cuanto a los labiales lo tiene claro, acabados mate que aguanten lo que le echen, y siempre, en colores nude.

Por último, Mummiella. Nos confiesa que le encanta marcar sus facciones y conseguir dimensión en el rostro. Utiliza un tono marrón oscuro para marcar los pómulos por la parte baja, los extremos de la frente y barbilla. Primero marca bastante con una brocha de grosor medio, y después con una de pelo suelto difumina hasta que no quede un corte evidente. Una vez marcados los pómulos, siempre da un pequeño toque de rubor en la manzana de las mejillas, normalmente en un tono rosa chicle. Para terminar un poco de iluminador en la parte alta del pómulo y lista. Solo le queda aplicar máscara de pestañas y ya tendría su maquillaje diario perfecto para arrasar.

¡Gracias a todas por inspirarnos! #MaybellineMums

¡Ups! Parece que no has iniciado sesión. Or crea una cuenta.