ESTRATEGIAS DE AFRONTAMIENTO ANTE LA ANSIEDAD

Las estrategias de afrontamiento son las conductas o actitudes que diseñamos para hacer frente a los problemas del día a día.

Existen tres grupos o maneras de afrontar estos problemas:

1. Estrategias orientadas al problema:

- Analizar y reflexionar sobre el origen del problema.

- Elaborar una estrategia o plan de acción y ejecutarlo.

- Cambiar el método de afrontamiento, hasta que encontremos el modo de alcanzar nuestra meta.

- Perseverar en el proceso de solución de un problema.

- Cumplir con una planificación.

- Visualizarte a ti mismo afrontando el problema y valorando las estrategias que necesitarás para lograr el éxito.

- Comenzar con un afrontamiento progresivo, poco a poco, sin quedar paralizados.

- Ensayar la conducta de afrontamiento y prepararla.

- Hablarme a mí mismo, antes, durante y después de la situación para ayudarme a un afrontamiento positivo.

- Hablar con las personas implicadas.

- Poner en acción soluciones concretas.

2. Estrategias orientadas a la emoción:

- Buscar apoyo emocional en alguien de confianza.

- Escribir en nuestro diario para desahogarnos.

- Llorar.

- Relajarnos.

- Distraernos para bajar la emoción y posteriormente afrontar.

- Dormir.

- Hacer algo de ejercicio.

- Darnos una ducha.

- Automotivarnos con mensajes positivos que nos ayuden a cambiar la emoción.

3. Estrategias basadas en el escape o la evitación:

Estas conductas de afrontamiento basadas en el escape suelen ser las peores formas para afrontar nuestros miedos, nuestro estrés o nuestra ansiedad. De hecho, suelen ser la mayoría de las veces la causa de que esos problemas crezcan. Salvo excepciones muy puntuales, no son buenas estrategias de afrontamiento y te recomendamos que no las adoptes en tu forma de afrontar tus problemas de ansiedad:

- Irnos de la situación.

- Evitar la situación con excusas o cualquier otro método.

- Procrastinar.

- Jugar a videojuegos o estar con el móvil.

- Mentir.

- Consumir sustancias

- No querer hablar del tema.

- Bloquear la expresión de emociones.

De los tres grupos de estrategias la fórmula más eficaz es:
Estrategias basadas en la emoción + estrategias basadas en el problema
Estrategia basada en el problema + estrategia basada en la emoción
Ejemplo: Tengo que afrontar una conferencia ante un público y tengo ansiedad.
1º Me preparo fenomenal la conferencia + 2º aprendo a respirar y a calmarme antes de comenzar.
Ejemplo: Ansiedad ante un examen.
1º Me relajo unos minutos antes de comenzar + Me mando mensajes que me ayuden a concentrarme y me aseguro de repasar antes de entregarlo.

Otras recomendaciones básicas y fundamentales para afrontar de mejor modo momentos de ansiedad y estrés:

- Cuida tu descanso en etapas de ansiedad

- Cuida tu alimentación.

- Enfócate en los aspectos positivos de afrontar una situación así o las cosas positivas que puedes aprender de ella.

- Aprende a relativizar o a comprender que hay más cosas importantes y positivas en la vida. Coge perspectiva.

- Descubre a personas que te apoyan y en las que puedes confiar.

- Vive la vida momento a momento, no te anticipes.

- Refúgiate en las personas que te quieren y que son positivas.

- Da las gracias por todo lo que tienes.

- Haz deporte, evita la vida sedentaria, aunque estés cansado.

- Realiza actividades de autocuidado.

- Medita.

- Aprende a relajarte.

- Encuentra personas que te inspiren en su forma de vida.

- Desahógate, encuentra personas que te escuchen sin juzgar.

- Escucha música que te ayude a sentirte mejor.

- Disminuye el tiempo de pantallas y conecta con la naturaleza.

- Busca ayuda profesional.

¡Descubre más estrategias de afrontamiento en nuestros vídeos!;

¡Ups! Parece que no has iniciado sesión. Or crea una cuenta.