LA TÉCNICA DE 'CONTOURING' PARA UN ROSTRO REDONDO, PASO A PASO

Ya llevamos tiempo oyendo hablar del contouring, la técnica de maquillaje para resaltar y definir nuestras facciones redibujando los contornos: el óvalo facial, los pómulos, la frente, la nariz... Estas son algunas zonas del rostro que se suelen trabajar con el contouring y, así, jugando con los tonos claros y oscuros se crean luces y sombras que generan un efecto volumen o reductor donde se desea. Y como cada rostro tiene unas características, hoy os traemos algunos consejos para realizar el contouring en caras redondas paso a paso. ¡Toma nota!

Maybelline España Consejos para realizar (bien) el

Lo primero que debes tener claro es que no hay formas de cara mejores ni peores sino diferentes. Y con el contouring puedes resaltar lo que más te gusta y disimular lo que menos para verte más favorecida o simplemente cambiar de look según la ocasión. En general, el contouring más intenso se reserva para los maquillajes elaborados o de noche, pero eligiendo tonos más suaves pueden realizarse perfectamente durante el día.

PRODUCTOS PARA REALIZAR LA TÉCNICA DEL CONTOURING.

Lo más importante es utilizar dos tonos muy diferentes, uno claro y otro oscuro, para lograr el efecto de luces y sombras que te comentábamos antes. Puedes hacerlo fórmulas en polvo, crema o con dos correctores de diferentes tonos como te explicaremos a continuación. Nosotros vamos a enseñarte este paso a paso utilizando dos tonos de nuestro Borrador-Corrector. Como sabes, es un producto multifunción que puede sustituir al maquillaje para un efecto natural, neutralizar ojeras, unificar el tono, disimular granitos... y también ayudarte con el contouring eligiendo un tono claro (para iluminar) y otro oscuro (para definir). Su aplicador de esponja y su fórmula líquida te permitirán trabajarlo de manera sencilla sobre la piel e integrarlo con ella para un resultado perfecto.

Maybelline España Consejos para realizar (bien) el

¿CÓMO HACER EL CONTORNO DE LA CARA REDONDA?

Para redefinir la forma y volúmenes del rostro empezaremos por el borde y utilizaremos el tono más oscuro.

1. Desliza la esponja por los laterales de la frente (o aprieta la esponja sobre la piel pintado 2 o 3 puntitos) en la zona de las entradas del pelo y difumina bien para que no se noten los bordes. Al hacerlo solo en los laterales de la frente conseguiremos que parezca más estrecha y el rostro más ovalado.

2. Haz lo mismo (desliza o dibuja puntos) en los laterales del rostro, desde la sien hasta la mandíbula. Difumina de nuevo con los dedos o con una esponja, integrándolo con el nacimiento del cabello. Al oscurecer esta zona, se consigue un rostro visualmente más estrecho.

3. Para hacer el contouring en la parte inferior, en la zona de la mandíbula, es importante que las líneas sean rectas para contrarrestar el efecto redondeado propio de este tipo de rostros. Dibuja una línea vertical desde la oreja hasta el hueso de la mandíbula y otra desde ahí hasta la barbilla entrando un poco en la cara. Haz lo mismo en el otro lado y dibuja una línea horizontal en la barbilla para hacerla más angulosa. Para terminar, difumina bien para convertir las líneas en sombras y redefinir tu rostro en segundos.

Maybelline España Consejos para realizar (bien) el

¿CÓMO RESALTAR PÓMULOS EN CARA REDONDA?

Ahora que ya hemos redefinido el óvalo facial y le hemos dado una forma menos redondeada con trazos verticales y rectos, es el momento de resaltar la parte interior del rostro: los pómulos.

1. Para saber dónde aplicar el producto exactamente, es importante que ubiques los huesos: presiona con tus yemas la zona de mejilla y tantea. Si pones cara de pez (mordiendo la parte interior de las mejillas como en la primera imagen de este artículo) también podrás visualizar donde están los huesos. Ahora desliza el borrador-corrector oscuro o dibuja tres puntos justo por debajo (donde se nota un hueco). Después difumínalos con pequeños toques, en diagonal hacia los laterales del rostro y ligeramente hacia arriba, como si fuera un colorete.

TRAS DEFINIR, ILUMINAR

Una vez aplicado el tono oscuro para sombrear, utiliza el tono más claro para iluminar. Puedes hacerlo de manera simultánea, dibujando puntos o líneas de ambos colores, pero es necesario tener mucha precisión para no mezclarlos a la hora de difuminar. El tono claro se aplica en vertical en el centro de la frente, el puente y punta de la nariz y la barbilla; en diagonal en la parte alta del pómulo hacia la sien, encima de la mandíbula y bajo el arco de las cejas. Difumínalo hasta que quede totalmente fundido con la piel.

Si lo has difuminado todo bien, al terminar deberías ver un rostro con zonas claras y oscuras, pero sin notar el contraste entre ellas. Lo puntos o líneas no deberían verse, pero sí un rostro más anguloso y alargado. Para terminar, puedes aplicar máscara de pestañas, un poco de colorete en diagonal y una capa de gloss en los labios.

¡Ups! Parece que no has iniciado sesión. Or crea una cuenta.