El Twiggy perfecto: aprende a recrear el maquillaje años 60

¿Quieres un maquillaje diferente, con un punto atrevido, pero súper fácil de recrear? Apúntate a este maquillaje años 60 en modo fácil. ¡Una pista! El color azul va a ser el principal protagonista, pero, como siempre, puedes elegir el color que más te favorezca. ¿Empezamos?

maquillaje años 60

Maquillaje años 60 con eyeliner

Hoy vamos a recrear todo un clásico, el auténtico Twiggy a todo color, con un rostro perfecto. ¿Empezamos?

Antes de comenzar con este maquillaje años 60, utiliza pre-corrector para tratar de mejorar las zonas que consideres que tienen imperfecciones. Después, con tu base favorita, comienza aplicándola desde el centro del rostro hacia los extremos, difuminando muy bien hasta que quede perfecto. Para conseguir camuflar del todo las ojeras, utiliza Borrador Ojos, aplicando pequeños toques y difuminando con la yema de los dedos. ¡Ha llegado el momento de contornear! Marca la parte baja de los pómulos con polvos bronceadores, y con el exceso define los extremos de la frente, nariz y barbilla. ¿Un toque de colorete? ¡Sí! Con toques suaves marca la manzana de las mejillas, realizando pequeños círculos.

¡Ha llegado el momento del auténtico maquillaje años 60! Comienza con el perfilador de ojos Color Show, nosotras hemos elegido el tono Turquoise. Delinea la línea de agua tanto superior como inferior, dejándola súper pigmentada. Después, crea una línea gruesa en la zona de las pestañas inferiores, desde el lagrimal, hasta el extremo, al llegar al final, realiza un cat eye grueso, no tiene por qué terminar con un trazo fino. Realiza otra línea en la parte de las pestañas superiores, y acaba uniéndola al cat eye, ensanchándolo por la parte superior.

Marca y define tus pestañas con máscara, desde la raíz hasta los extremos, realizando más hincapié en las exteriores.

¡Las cejas no pueden faltar en este maquillaje! Rellénalas con un lápiz del mismo tono, centrándote en los 3 puntos fundamentales, el comienzo de la ceja, el punto alto, y el final, sin excederte en ninguno para que no quede un resultado poco natural. Te recomendamos utilizar un fijador para que no se muevan y estén perfectas en todo momento.

¿Y en los labios? Como vamos a utilizar un tono nude, antes de nada, ¡hidratalos! Después, no dudes en utilizar un perfilador color nude para poder definir a la perfección la forma de tus labios. Comienza por el arco de cupido, definiendo la forma y mejorándola si lo consideras. Después, desliza hacia los extremos. De la misma forma perfila en labio inferior, el grosor lo eliges tú, pero no te excedas.

Después solamente tendrás que rellenar tus labios con el mismo tono de pintalabios.

¡Maquillaje años 60 perfecto! Ya solo queda encontrar el outfit perfecto para esta ocasión.

¡Ups! Parece que no has iniciado sesión. Or crea una cuenta.