EL 'UNDEREYELINER'O CÓMO CONSEGUIR UNA MIRADA DE IMPACTO, EN 4 SENCILLOS PASOS

Eyeliners geométricos, sombras flúor... Si pensabas que ya lo habías visto todo en maquillaje de ojos, ¡te equivocabas! Como cada temporada, las pasarelas, los profesionales y, ahora también, las redes sociales dictan las principales tendencias de belleza y, este año, el undereyeliner es una de las grandes triunfadoras. Un “viejo conocido” que este 2021 vuelve reinventado y más sofisticado que nunca para arrasar entre celebrities, influencers ¡y beautylovers como tú!

¿QUÉ ES EL UNDEREYELINER?

Sí, como su nombre indica (under significa “debajo” en inglés) se trata de un eyeliner que se traza en la parte inferior del ojo, más concretamente, sobre y bajo la línea de las pestañas inferiores; y no, los restos de máscara y lápiz de ojos que emborronan tu mirada si no utilizas productos fijos o no retiras bien el maquillaje, no cuentan. Es más, el resultado es diametralmente opuesto: lejos de oscurecer la zona de las ojeras, un undereyeliner bien hecho puede disimularlas, dar luz a tu mirada y conseguir un ojo rasgado de lo más sugerente. Apetecible, ¿verdad? Pues sigue leyendo y ¡toma nota! Te damos todas las claves para sacar el máximo partido a la tendencia beauty del momento. ¡Vamos allá!

¿FAVORECE A TODO EL MUNDO?

Puede llevarlo todo el mundo pero hay que saber hacerlo. Este maquillaje sienta especialmente bien a los ojos almendrados o rasgados. Si los tienes más bien redondos o caídos, vigila el grosor de la línea (sobre todo en la zona central): cuanto más fina y alargada, ¡mejor! Ten presente también el ángulo del rabillo: al nacer en la línea inferior de las pestañas, el ojo podría parecer triste si no lo elevas lo suficiente.

LA TÉCNICA PERFECTA, PASO A PASO

Para realizar bien cualquier eyeliner es fundamental utilizar productos y herramientas que nos ayuden a lograr un trazo definido y, así, una mirada de impacto. Y en el caso del undereyeliner, ¡más aún! Pasarte con el grosor podría terminar en el indeseado efecto oso panda, por eso el lápiz Tattoo Liner será tu mejor aliado. Gracias a su fórmula semi-permanente, que resiste el sudor y los roces, lucirás un beauty look impecable todo el día. Y cuando llegue el momento de eliminarlo, es tan fácil como utilizar agua tibia o micelar. Y ahora, el paso a paso. ¡Toma nota!

1. Un buen 'tightlining'

Coge tu lápiz y perfila ambas líneas de agua. La fórmula resistente al agua de Tattoo Liner te lo pondrá muy fácil; y su textura cremosa te ayudará a rellenar los huecos entre las pestañas sin problema. Presta especial atención a esto cuando pintes la línea de agua inferior.

2. Unifica y difumina

Utiliza un pincel plano para difuminar suavemente el lápiz bajo las pestañas inferiores, desde el lagrimal hasta el extremo del ojo. Buscamos un resultado uniforme, hazlo con cuidado y aprovecha la punta afilable de Tattoo Liner para aumentar el grosor poco a poco si así lo deseas.

3. El rabillo perfecto

Para terminar este eyeliner, desliza tu lápiz desde el final del ojo en dirección a la sien, empezando en la línea de agua inferior. No tengas miedo a alargarlo y si quieres un final extrafino utiliza un pincel biselado. Déjalo secar 30 segundos y tendrás un undereyeliner intenso y de efecto tatuaje.

4. La máscara de pestañas, un must

Es el mejor remate para cualquier maquillaje de ojos y este no iba a ser menos. Aplica una buena capa de máscara de pestañas para darles más volumen y presumir de mirada de infarto.

EL 'UNDEREYELINER' MÁS 'TRENDY'

El paso a paso anterior es la base para llevar esta tendencia pero, a partir de ahí, puedes dar rienda suelta a tu imaginación y conseguir looks increíbles. Te damos algunas ideas:

- Si quieres un resultado aún más impactante, haz más gruesa la línea superior y alarga el rabillo. En este caso, más es más, ¡y mejor!

- Añade inspiración geométrica a tu undereyeliner y une el final del rabillo con un trazo más fino sobre el párpado móvil. O dibuja unos puntitos a continuación del rabillo, en dirección a la sien, para un toque futurista.

- Para un look de máxima tendencia, atrévete con los lápices de colores. Azul, verde, rojo, marrón, plateado... Encuentra tu tono favorito entre todos los que ofrece Tattoo Liner.

- ¡Combina colores! No tengas miedo a arriesgar. Por ejemplo, el undereyeliner plateado es perfecto para un look de noche; si tienes los ojos marrones, prueba el rojizo en la línea superior y el marrón en la inferior, el resultado es pura seducción; si los tienes verdes, combina el azul y el verde; si los tienes verdes, ¿qué tal el verde y el gris?... Experimenta y encuentra tus mixes favoritos.

Como ves, hay opciones para todos los gustos. Elige la tuya, ¡y a presumir de mirada de impacto con el undereyeliner!

¡Ups! Parece que no has iniciado sesión. Or crea una cuenta.